Noticias

En la imagen satelital, que es de ayer, se observa otro núcleo muy grande de incendio al sur de la reserva Monumento Natural Cerro Chovoreca, también en Paraguay.

La sequía en el Norte de Paraguay es muy intensa y el riesgo de incendios muy alto. Es una zona de muchos pastizales naturales y, como se ve, muchos desmontes con pasturas exóticas.
El riesgo está acrecentando por la intensidad del viento norte.

Innovación Colectiva; Sistema Participativo de Monitoreo y Alerta Temprana; Integración de Redes Meteorológicas; AdApp e Inclusión.

Gran Chaco PROADAPT ha sido invitado a exponer la experiencia de resiliencia climática en el Gran Chaco Americano, en el panel denominado “La oportunidad de transformación hacia una agricultura resiliente” y lo hizo el pasado martes 6 de agosto Andrés Abecasis, Director de Innovación de la fundación AVINA.

"El cambio climático y sus efectos en los habitantes del Gran Chaco es un hecho, pero también es un hecho Gran Chaco PROADAPT y es un hecho cada una de las innovaciones implementadas en esta región que están aumentando la resiliencia de las comunidades y de sus medios de vida" señaló Abecasis quién habló de seis Innovaciones de Gran Chaco PROADAPT.

La Innovación Colectiva que genera nuevo conocimiento desde la colaboración; el Sistema Participativo de Monitoreo y Alerta Temprana que protege y cuida; la Integración de Redes Meteorológicas a partir de la vocación de compartir datos e informaciones de las instituciones del Gran Chaco; la aplicación móvil AdApp que comunica los saberes locales, científicos y técnicos y finalmente la Inclusión de las mujeres en los procesos de adaptación a través del uso de las nuevas tecnologías digitales, todas y todos innovando para un clima cambiante, son las 6 innovaciones que hicieron posible estar presentas en el evento de innovación más importante de Latinoamérica.

El uso de la tecnología móvil en la región del Gran Chaco se ha convertido en una de las herramientas más importantes para proteger a las familias chaqueñas y sus sistemas productivos.  La creación de plataformas digitales y aplicaciones móviles han permitido integrar información relevante, desde datos meteorológicos hasta saberes locales y técnicos científicos para hacer frente al cambio climático y adaptarse a él.

Para facilitar el acceso a los datos meteorológicos de las diferentes redes de la región, se desarrolló una Infraestructura Informática de Integración de Redes Meteorológicas que permite disponer, en un visor regional, los datos meteorológicos actuales de las diversas fuentes. Dicho visor está disponible públicamente desde la plataforma Gran Chaco PROADAPT, pero también se facilita el acceso a los datos regionales a través de la aplicación móvil AdApp, que lo pone al alcance de los pobladores y productores a través de sus dispositivos móviles. Para esto ha sido necesario generar previamente un Motor de Captura de Datos Meteorológicos que realiza procesos de captura, cálculo y validación de datos desde distintas fuentes y de distintas variables.

AdApp brinda además la posibilidad de registro colaborativo de datos pluviométricos e hidrológicos generados por los propios pobladores para aumentar la densidad espacial de este dato clave para la generación de alertas y la toma de decisiones productivas. Esta aplicación además permite a los pobladores recibir alertas, noticias, consultar y registrar sus apiarios, registrar curvas de floración, poder informarse sobre el calendario de buenas prácticas para la adaptación.

Gran Chaco PROADAPT ha favorecido también la participación de las mujeres en los procesos de adaptación a partir del acceso y utilización estratégica de las tecnologías digitales. Esto se ha podido lograr gracias a una alianza de aliados de Redes Chaco con Samsung Electronic Argentina que ha posibilitado la instalación de 20 Centros Gran Chaco Nanum. En estos centros se ha fortalecido el acceso de las mujeres al Sistema de Alerta del Pilcomayo que ha funcionado con óptimos resultados durante las inundaciones de 2018 donde 14 omunidades han tenido que ser evacuadas. No se ha registrado una sola víctima y se han podido poner al resguardo muchos medios de producción antes de la llegada del agua. Las mujeres líderes de las asociaciones, gracias al acceso y capacidad de uso de las tecnologías digitales, han participado activamente del monitoreo, evacuación y reasentamiento de las familias y han actualizado mapas de riesgo partiendo del relevamiento de los efectos de las inundaciones a nivel social y territorial

La semana de la Innovación que se desarrolló en Montevideo Uruguay denominada “Comunidades Rurales Inteligentes; Evolución de las TIC y la producción agrícola responsable y sostenible” considera la tendencia creciente de adoptar nuevas tecnologías para una producción agrícola responsable y sostenible, así como la preparación para un clima cambiante.

En este evento se presentaron más de 30 panelistas que expusieron las experiencias generadas en América Latina como la Digitalización de la agricultura, motor de la transición agroecológica en América Latina; Gestión de conocimiento y uso de TICs en sistemas agro-alimentarios Sostenibles; Estimación de lluvia a partir de radioenlaces de telecomunicaciones y Mejora de la medición del nivel de las precipitaciones en las regiones pobres gracias a las redes de telecomunicaciones móviles, son solo algunas de las novedad este 2019 en innovación tecnológica para la agricultura.

De Iz. a De. Mauricio Moresco, Coord. Gran Chaco PROADAPT - ACDI, Agustín Noriega, Fabiana Menna y Silvina Sampatsu de Fundación Gran Chaco y Andrés Abecasis, Director de Innovaciones AVINA. 

El nivel del río PIlcomayo es muy bajo, hoy amaneció con 3,04 m (ayer tenía 3,10 m) en la escala y 3,12 m en la automática, ambas con tendencia bajante.

No se registran lluvias en la cuenca alta desde principio de mes y no hay pronóstico de lluvias para esa misma región en los próximos días.

Es previsible un período de sequía durante las próximas semanas.

Se recomienda para apicultores y ganaderos, atender la provisión de agua y forraje para el ganado.

 

Agua.  Una de las estrategias para que pequeños productores del Chaco paraguayo se adapten al Cambio Climático.

“Comenzó a salir muchacho el agua del pozo nuevo!!… Uuuu chango, estamos estrenando el pozo!!!...” así relata en un video casero Oldín Felipe Jaime cuando filma a su hermanos y padre disfrutando de los primeros litros de agua que vierte de una manguera el nuevo pozo de agua. El video muestra cómo el niño lava sus canillas y bebe agua junto a su tío.

Se trata de tercer pozo (éste del tipo “somero”) que en el marco de la Iniciativa Gran Chaco PROADAPT, en coordinación y contraparte del Gobierno del Boquerón, se perfora en la zona Pilcomayo del chaco paraguayo, cercana a la frontera con Bolivia y Argentina, este último se hizo en el puesto Pozo 40 a kilómetros de Pozo Hondo.

“Yo mucho trabajé, procuré de hacerme un pozo y no logre; me salía caro solo 200 metros, entonces eso ya era mucho para mí. Gracias al Campo Ferial y las Asociaciones se ha logrado este deseo”.  Señala en un contacto telefónico don Felipe Jaime productor ganadero de la zona.

Pero relatos emotivos como este se multiplican en el Chaco Paraguayo, especialmente cuando Selga Ibañesz de la comunidad de La Pava cuenta cómo la vida de la Comisión vecinal de esta comunidad ha cambiado.

“Antes teníamos que llevar las vacas al río…, caminar 25 km”; o cuando nos dice que tardaba 6 horas en llevar su ropa a lavar en los atajados, 6 horas que abandonaban sus hogares. Cuando afirma que; “ahora las enfermedades estomacales e intestinales han disminuido en sus hijos porque mi familia ya no bebe agua contaminada y que, al tener un huerto con verduras para la alimentación diaria, puedo ahorrar algo de dinero para emergencias y salud”.

Para trabajar en adaptabilidad climática en el Gran Chaco PROADAPT una de las acciones fue instalar diferentes soluciones de acceso al agua y conducirla hasta las instancias o puestos de asociaciones de pequeños productores a través de la instalación de cañerías para la distribución de este recurso.

“El agua debe llegar donde se encuentra el ganado, hasta donde están los puestos ganaderos; que llegue a la economía y al sustento de la gente”, señala Verena Friesen de la organización Sombra de Árbol que es ejecutora de este proyecto en el Paraguay.

Entendiendo que el agua es vida, esta nueva realidad en el chaco paraguayo fomenta un cambio en la producción, fortalece la ganadería e incorpora en el pensamiento del pequeño productor nuevas iniciativas, como el trabajar en el ámbito agrícola cambiando la base de la producción que obliga al pequeño productor a planificar su desarrollo productivo de otra manera.  Con el recurso agua y la diversificación que conlleva ello las posibilidades de soportar sequías prolongadas o adaptarse a los efectos climáticos será más fácil.

“Ahora los jóvenes se interesan, tienen muchas ideas de los que se puede hacer ahora con el recurso agua a su disposición incluso un cambio en la alimentación incorporando otros alimentos beneficiosos para su salud. Piensan en como plantar cebolla papa, verduras y hasta sésamo y chía orgánica que son semillas que en la actualidad tienen muy buen mercado.  Podrán hacer un trabajo más intensivo con animales como vaca, chiva, chancho cabra, abejas o sea las posibilidades que abre el agua son ilimitados son inmensos”, añade Verena Friesen.

Los pequeños productores en la región del Gran chaco son los más vulnerables ante las inclemencias y el cambio climático, su inversión limitada por su realidad se ve afectada y en muchos casos es perdida en una temporada seca o de lluvia extrema, tal como nos relata Felipe Jaime.

“Nosotros hacíamos tajamares con pala y carretilla. Hacíamos de 100 y 200 cubos pero cada 3 o 4 años se nos cerraba el tajamar y teníamos que volver a hacer otro en otro lugar. Cuando llueve mucho entra mucha suciedad a los tajamares, especialmente si está en un cause que arrastra siempre barro y tierra”.

Con esta iniciativa se ha distribuido agua a través de más de 20.0000 metros de conductos que benefician a 60 unidades productivas de pequeños productores de las comunidades de La Pava, La Represa, Agua Linda y Pozo Hondo. Con este nuevo pozo en Pozo 40 algunas familias del lugar tienen previsto la construcción de aljibes, tal cual nos relata doña Panfila Anaquin.

“Ahora estamos pensando en mandar a hacer un aljibe, ya que no se tenía.  Se tomaba agua del atajado y reservorios de 1000 litros que guardábamos en tambores con agua que recogíamos de los tajamares.  El agua de este pozo va a ser utilizada no solo para el consumo humano, sino para los animalitos.  Estamos pensando en las plantas, hacer un sembradío de batata y zapallo”.

La implementación de estos trabajos también se ha realizado con contrapartes, en mano de obra, trabajo asociativo de la asociación de los Pequeños Productores y de la misma organización Sombra de Árbol.

Para la Directora de esta organización, el impacto en la zona es inmenso; con este trabajo se está demostrando que es posible cambiar la realidad y la situación de manera contundente de muchas familias del Gran Chaco, en un contexto de cambio climático que amenaza por profundizar aún más sus condiciones de vulnerabilidad.

Gran Chaco PROADAPT es una iniciativa impulsada por miembros de REDES CHACO, ACDI (ARG), Fundación Nativa (BO), Fundación Gran Chaco (ARG), Sombra de Árbol (PY) junto a otros aliados chaqueños y ejecutado por Fundación Avina y cofinanciado por BID LAB y el Fondo Nórdico de Desarrollo (FND).

Proadapt


Coordinador General:  
Mauricio Moresco      
Contacto Prensa:
Inga Olmos               
 

 

Fundación Avina

Avina Argentina
Teléfono: +54 11 5246 9744
Avina Paraguay
Teléfono: +595 21 338 9583
Avina Bolivia
Teléfono: +591 3 3360014

Acceso para miembros ALERTAS!